El amor según los médicos

A pesar del atractivo título, no pretendo hacer una revisión bibliográfica de lo que tantos médicos, algunos de ellos también excelentes escritores, han dicho sobre el amor. Mi propósito es, más bien, enfocar este misterioso fenómeno desde el punto de vista médico, sin más citas que las que me convengan para avanzar mi tesis.
Repasaré así tres aspectos del amor: Primero, como una vivencia humana normal e inevitable; después, como sustrato de las más diversas patologías físicas y psíquicas y, finalmente, como instrumento indispensable del arte terapéutico.
Para ser médico, es necesario cumplir tres condiciones relacionadas con el amor:
Primera, ser buena persona, es decir, amar la Vida.
Segunda, que le guste la gente, es decir, amar en cada individuo la encarnación focalizada y temporal de la Vida.
Tercera, amar su profesión, es decir, estar siempre presto a adquirir habilidades y conocimientos en el arte de curar.
Comprar en Amazon

 

Deja una respuesta