Sindrome de la Rana Cocida

Cuando el estrés de una situación aumenta lentamente nos vamos acostumbrando, hasta que la intensidad es tan intensa que supera nuestra capacidad de adaptación. Es lo mismo que le pasa a una rana sumergida en una olla que se va calentando lentamente, hasta que llega a una temperatura en la que se cuece viva sin darse cuenta. A veces, es necesario provocar una crisis antes de que la situación nos supere.

EL SÍNDROME DE LA RANA COCIDA

Deja una respuesta